FA  TW   YO

Logo Medicancer Logo Medicancer

Apoyo al cuidador

Por: María Camila Dávila Román, profesional en formación de psicología.

A la hora de dar una noticia, que podría generar un impacto emocional, a veces nos olvidamos que tras la misma hay seres queridos que viven la situación como si fuera propia, y con toda la razón, ya que el estilo de vida de ellos también va a tener modificaciones como consecuencia de la demanda de adaptación requerida, es decir, de los cambios que va a enfrentar debido a la nueva condición.

Cuando se habla del cáncer y sus implicaciones, hay que tener en la cuenta que el cuidador principal es una pieza fundamental en el proceso y que junto con el personal de la salud va a manejar la situación de la mejor manera posible.  Lo ideal es que el equipo se apoye mutuamente para prevenir el desgaste emocional o el Síndrome de Burnout, ya que la función de los cuidadores puede ser física y emocionalmente agotadora.

Es normal que el cuidador sienta miedo y soledad por las nuevas responsabilidades, según Sanford (1980) pueden generarse en ellos reacciones emocionales y afectivas como: tensión, ira, tristeza y culpabilidad, empezando por un desgaste emocional físico y económico hasta llegar a alteraciones psicológicas como estrés y ansiedad. Para evitar la frustración  es importante saber que como cuidadores hay que ser sinceros respecto a las emociones y sentimientos propios, al igual que expresar las propias limitaciones para que después las mismas no se conviertan en un problema. 

Cuidando al cuidador

En momentos donde la enfermedad se ha convertido en la protagonista sería ideal que aparte de cuidar de otra persona, el cuidador cuide de sí mismo y que no se sienta culpable y egoísta por hacerlo, porque así tendrá la energía suficiente para cuidar al ser querido.

Realizar otro tipo de actividades, algunas que involucren a otras personas como conversar con un amigo cercano o un familiar, participar en actividades comunitarias; otras en las que pueda incrementar la sensación de logro como hacer ejercicio, leer libros de motivación personal, resolver rompecabezas, sudokus, crucigramas, etc. y otras actividades en las pueda sentir un descanso como caminar, dibujar, leer, ir a cine. Si puede recibir un apoyo, recíbalo, no trate de hacerlo todo usted solo, desde que lo puedan ayudar.

Signos de alerta para identificar el agotamiento:

-Sensación de cansancio todo el tiempo

-Irritabilidad constante

-Aislamiento

-Dificultad para conciliar el sueño

Tips para el cuidador:

-Busque a alguien en quien pueda confiar para expresar sus emociones y pensamientos (busque apoyo). Verbalizar es importante. Tenga en cuenta que está bien no mostrar siempre la mejor cara.

-Recuerde que siempre está haciendo el mayor esfuerzo y merece descansar. Tómese el tiempo necesario para relajarse.

-Encuentre un momento en el que pueda disfrutar de las cosas que le gustan.

-Pida ayuda a otras personas cuando lo requiera, si la recibe puede usted mantenerse saludable y con más energía

-Haga ejercicio.

-Lea textos o escuche audios con mensajes positivos

-Atienda sus propias necesidades.

-Participar en grupos de apoyo

-Buscar un apoyo espiritual

¡Recuerde que para cuidar a un ser querido usted también necesita cuidarse!

Referencias

Peinado, Garcés y Enrique (1998). Burnout en cuidadores principales: el síndrome del asistente desasistido. Anales de psicología. Vol. 14, nº 1, 83-93

Tags: Medicáncer , psicología, Cuidador,, Apoyo,